MI AMIGO MIGUEL

Regaba las estrellas de los cielos porque me gustaba verlas crecer, vivir, alumbrar y dar alegrías a todos los viajeros que pasaban por aquellos lugares tan lejanos y de tan impresionante belleza. Era la encargada de aquellas estrellas y también de ir a pescar a los mares del universo, era una cosa que me gustaba mucho, pues podía encontrar cualquier cosa para llevarla ante Dios, lo malo era que me saliese un pez tan gordo y feo como Rafael ! Vaya mal que lo pasé…!pero no me arrugué…!esa historia la conté en mi primer libro de Luna Rosa. Me dejaban hacer lo que quisiese, no me daban una tarea cotidiana, sabían que eso me aburría mucho, lo mío era crear por medio de la escritura,  Ahora no escribía, ahora pescaba almas para «reciclarlas» y llevarlas a Dios, aunque antes tenían que pasar por los ángeles, a muchas de aquellas almas se le dieron una segunda oportunidad y volvieron para mejorar su espíritu unos años en la tierra, porque ni para «reciclarlos» servían…! Era interesante aquel trabajo, pero después de lo de Rafael, le tomé un poco de miedo y quise parar un poco, así que me entretuve regando las estrellas y enchufando mis rayos de agua hacia los viajeros del tiempo que me saludaban contentos, mientras yo me moría de risa al verlos esquivar aquellos rayos de agua, era un gran juego entre ellos y yo. Miguel siempre estaba presente, muy cerca de mí, era buena, si no, no estaría allí, pero demasiada osada, jamás veía el peligro en cielos y tierra – Cuídala Miguel, sigue siendo muy niña y hay muchos lobos en su vida que quisieran despellejarla y comerla…!Ella siempre creyó en todos y todos la traicionaban…! Al final no sabía ya ni en quien creer, se lavaron ante las gentes para ponerse medallitas a costa de ella, la envidia y la codicia la persiguieron para cerrarle los caminos, que junto a las malas lenguas y la manipulación casi me la matan entre todos, y ella es mi estrella, a pesar de su carácter rebelde…! Mi mano siempre la tuvo sobre ella y también la vuestra, ella merecía la pena y dejó muchos escritos porque creyó siempre y firmemente de que un día la tierra llegaría a ser un mundo mejor ! La semilla que sembró fue buena…! tal como ella quería y por lo que tanto lucho…! Doy gracias de haberla puesto en su sitio ante todos, sobre todo ante aquellos que tanto daño le hicieron desprestigiando y tirando su nombre a la basura, pobre estrella mía, como sufrió aquellos años en lo que todo le quitaron, fíjate Miguel, que jamás perdió su confianza y fe en mí…! increíble! su vida no fue jamás fácil, pero ella no lo pensaba y su fuerza y carácter junto a su alegría, que también le querían robar y que a más de uno, le fastidiaba, la salvaron de las garras de la amargura y del fracaso, porque mi niña siempre creyó en ella misma, jamás dejó de creer en ella misma y en lo que hacía, sin apenas nada invirtió en ella misma y con su esfuerzo, ya ves lo que llegó a lograr y sin ayuda de nadie…—La quiere mucho ¿ Verdad ? —- Como a todos aquellos que sufren, como a todos aquellos que disfrutan, como a todos aquellos que no me conocen, como a todos aquellos que no me quieren conocer, ni me creen y me rechazan, como a todos aquellos que son asesinos y delincuentes, como a todos aquellos que sufren por las atrocidades de otros…Ayudo y amo a todos, Miguel, oytas veces son ellos los que tienen que elegir su destino, para bien o para mal, ya que les di su libre albedrio, generalmente el mal está presente por medio de las envidias, las «charlatanerías» la codicia, que son demonios que no les interesa que se avance, y menos aún los triunfos de los demás…! Eso les quema el alma, porque no son nobles ni agradecidos…! Ahí llega, veamos que te pide, yo estaré por aquí cerca, me mata la curiosidad…—

Miguel, Miguellll…! Necesito decirte algo…! Son dos cosas, ya vés que no son muchas….—

Qué deseas estrella ..—

Estrella? ! Yo no soy ninguna estrella…!Vaya tela, si estuvieses en la tierra te diría que la edad te hace fallar, bueno mira, voy a ir a darme un voltio por ahí, quiero ver a algunos amigos, y te voy a pedir un favor, esa es la segunda cosa, verás, quiero ir otra vez a pescar, a ver si tengo más suerte que con el bacalao de Rafael, ojalá pescase una bonita lubina, de alma buena, sacrificada, paciente, humilde y sonriente y ojala se hiciese mi amigo o amiga…, quería que estuvieses cerca de mí, por si aparece otro Rafael, realmente, pasé mucho miedo… —

Que te gustaría hacer primero…? —

Bueno, pues eso de ir a ver a algunos amigos me agrada mucho, por ahí no te necesito ¿sabes? pero sí, cuando vaya a pescar, por si las moscas, ya que no me fío de lo que pesque…—

Seguro que esta vez tendrás mucha suerte y tranquila mujer, que estaré muy cerca de ti….-

Gracias Miguel, adiós, me voy que voy a aprovechar en meterme en aquel bólido que cruza el firmamento y que me llevará cerca de mis amigos de otras dimensiones…

Con solo desearlo estarás allí, no necesitas ningún bólido…

Lo sé Miguel, pero me gusta recordar viejísimos tiempos del pasado  saludar a esos viajeros del tiempo…! Volveré pronto…!

error: El contenido de Luz Dorada está protegido