Adiós Juan, mi querido hermano.

Has salido de este espacio de la vida para cruzar las fronteras de los sueños, mi alma está rota querido hermano, mi dolor es grande y ahora vives el sueño de Dios. Miraba a mis sobrinos, a tu esposa y los más allegados y pensaba en el amor que derramaste por y para ellos, en tu lucha para ofrecerles lo mejor de ti mismo, tus risas con tus nietos y todo ese sueño hecho realidad que lograste en esta vida. Nunca fuiste de ponerte “medallitas” ante los demás mientras le jodías a otros sus vidas para que no mirasen las suyas,   engañaba  a los más ignorantes,  para sentirte bien, tú no eras de ese calibre, ni tampoco eras envidioso ni codicioso…! Eras un gran ser humano al que Dios bendijo…!

Hoy tus cenizas han quedado en un pequeño cementerio blanco y lleno de flores de uno de los pueblo más bonito de España y que está en la sierra de Cádiz, El Bosque ! Qué bonito es…! con unos paisajes espectaculares que espantan a la propia muerte, porque allí solo hay vida y belleza. LA PENA MÁS GRANDE QUE TENGO ES NO HABER PODIDO IR A REGISTRAR MIS LIBROS Y HABER PASADO EL DÍA CONTIGO QUE TANTA ILUSIÓN TE HACÍA…! Mi hermano Javier me dice que no me coma más el coco, porque nadie sabía lo que iba a pasar…! Tiene razón, nadie sabe ni el días ni la hora…! No sufriste y eso me consuela. Le doy gracias a Dios, por haber tenido un hermano como tú, entrañable, simpático, buen esposo y buen padre, además de trabajador, quiero que sepas, que aunque me llevabas años, siempre te quise mucho, lo mismo que todos aquellos que te conocieron, Te pido fuerzas para seguir adelante, y que nos ayude a Javier y a mí, desde donde estés, porque desde luego, que a tu mujer , hijos y nietos, no les faltarás jamás. Un gran abrazo de Javier y de Charin.

Puede ser una imagen de rosa y al aire libre
error: El contenido de Luz Dorada está protegido