Seleccionar página

AQUELLOS OLORES…AQUELLOS RECUERDOS…(Escrito por Charin Ruiz Ortiz)Esta música me recuerda mis primeros años cuando iba a casa de doña Ana Lousamen a aprender a escribir, matemáticas, geografía…!de todo un poco! una buena base de cultura general, gracias a ella no tengo muchas faltas, pero eso del acento, no fue mucho mi fuerte, tampoco en aquellos años se miraba como falta de ortografía. Esta música sonaba en las radios de aquel tiempo  en el cual, aún no había cumplido los diez años….!Que graciosa era! está mal que lo diga, pero sí que lo era! ! tenía una gran mezcla de todo que enamoraba a los corazones más duros, era ima niña rebeldes y a la vez muy noble! !una niña de corazón muy grande y generosa para con todos y más traviesa que el diablo!!, !!demonioooo!! demonioooo!! me llamaba mi querida Mariquita Nieto, aquella pequeña muñequita de ojos azules que intentó enseñarme a coser, una mujer que nunca se pudo enfadar conmigo, porque cuando reñía mis travesuras, no podía contener la risa, porque aquellas travesuras eran insólitas a mi corta edad…!!Aún llegan a mí el olor de aquellas tardes cuando las casas encendían las sartenejas con petróleo en aquella calle Granada donde tanto tiempo pasé en mi niñez y juventud, además de todos los años de mi vida importantes, allí daba clase con Doña Ana Lousamen! Que le encantaba cuando veía mi redacciones con una letra pequeña y muy bonita , tal como a ella le gustaba, no paraba de celebrar y enseñar aquella obra de arte…jajajajaja desde entonces ha llovido mucho y mi letra ha cambiado más, aunque si yo quiero, la podría hacer tal como a ella le gustaba, la calle Granada era la casa de mis abuelos Cándido y Carmen en donde siempre fui muy feliz. Si yo hubiese sido nuera de mis abuelos, jamás le hubiese puesto a una hija mía Carmen ¡Nunca ¡ No es por ti abuelita, es porque ya había demasiadas Carmenes y le tenían que poner sobrenombres para distinquirlas , Carmen la rubia, la morena, la Velazquez,  la chica, la premio limón, y a alguna de ella, que no me gusta un pelo, le pondría de sobrenombre la fea o la mala, por los dos nombres se la podría reconocer. Desde tiempo acá, enfermé gravementem perdí mi sonrisa y aveces hasta mis ganas de vivir, no sé como sigo viva , Dios mío ! ! Pero la miresicordía de Dios para conmigo es grande y me fortalece mucho y eso jode más. Le pido algunos años de vida más, porque mis perros me necesitan mucho, y más, mi hermano Javier. Bueno, adiós, será lo que Dios quiera y vea comnveniente…! Chao, hasta mañana…!

error: El contenido de Luz Dorada está protegido