Se acercó a mí con ojos suplicantes, las lágrimas estaban a punto de brotar de su mirada negra de la sin esperanzas, y sus manos abiertas me suplicaban piedad, quedé atónita ante tanto dolor del ser humano, no supe lo que hacer y sin embargo abracé a aquella humanidad deshecha y ultrajada a si misma por los vicios de la civilización…

Estaba ardiendo de locura febril y necesitaba ayuda….!Tomé sus manos sobre las mías y señalé las estrellas, la humanidad comenzó a llorar y los ojos negros del dolor pedían y buscaban esperanzas en la tierra quemada por los abusos del hombre….

Pedí ayuda a la eternidad con mis brazos abiertos a su generosidad y todos hicieron lo mismo….

El firmamento se llenó de luces blancas que lloraban por una marchita y vieja humanidad…!! 

Las estrellas parecían caer y la oscuridad era absoluta…¿ dónde ir? ¿ habrá algún lugar?

Un joven lleno de poder y sobre una luz descomunal, bajó y consoló con su luz a los humanos, que aún quedaban sobre los cuatro puntos cardinales de la tierra.

! Había esperanzas….! ! La misericordia del cielo es infinita y la de los ángeles también…! En toda la tierra y sus confines se podía ver al ángel Miguel que derramaba las bendiciones que ellos pedían…! 

El clamor era inmenso y la luz se hizo una vez más sobre la tierra abrazando a aquella desdichada humanidad que imploraba el amor y el perdón de Dios….

Puede ser una imagen de gran felino y naturaleza
error: El contenido de Luz Dorada está protegido