Esta música me recuerda a aquel internado bailando más que una «reolína» mientras mi pelo se secaba al sol en aquella azotea, me gustaba mucho irme con mi amiga Isabel Canto escaparnos e ir por los tejados, gracias a Dios jamás nos pillaron. recuerdo a la madre Núñez vender a las internas bolitas de coco envueltas en chocolate, me encantaba ir a la «procura» eras la tienda para las internas, aquel colegio era la compañía de María en San Fernando, me conocías todos los rincones y soñaba en que llegase la noche y soñar con mi casa y mis padres y el campo y mis amigos los Pellizcos. No quería croquetas desde que me dijo mi amiga Pepita Pérez Villagrán que las hacían las monjas con las axilas, me dio tanto asco que cuando nos las ponían yo las tiraba por las grandes ventanales del comedor y caían al pilón de agua del huerto de las monjas…! Tampoco me pillaron haciendo puntería con las croquetas entre las rejas…! no fallaba ni una…! también los cogotazos que les metía cuando iba en fila, con un lápiz y una goma del pelo me hacía un tira china y masticada papel haciendo una gran bola y !zas»! para el cogote de la monja! tampoco me pillaron nunca, pero el pavor de las internas en sus rostros era horroroso, nunca dijeron nada….! y yo se lo agradecí, peor era otra, que mataba a los lagartos a balonazos..! Yo de eso seria incapaz de hacer y no me gustaba que hiciese aquello…! Lo peor de todo era cuando me ponía mala, nadie iba a verme ni me llevaban a casa, una vez estuve cerca de un mes y me «jarté» de leer libros de santos, me guastaban además. Soñaba con Sevilla irme de allí, en Sevilla tenía mis amigas y primos y familia…! Siempre he amado con toda mi alma a Sevilla…!

Eá, pues aquí dejo el «tajo· de hoy veamos que le preparo de comer a Don Cicuta, que es muy bueno, aunque tiene mal genio algunas veces, pero que luego no se halla sin mí…! Gracias por visitar Luz Dorada y si podéis dar un clip a los anuncios que salen en mi blog, os pido por favor, que lo hagáis, no os cuesta dinero, así me ayudáis un poco a mí. Gracias y hasta mañana…!

! Adiós…!

error: El contenido de Luz Dorada está protegido