Puede ser arte de una persona
«Romeo y Julieta en el balcón» (1886)
Julius Kronberg, artista y pintor decorativo sueco.

Romeo y Julieta son considerados los jóvenes amantes arquetípicos. Incluso las personas que no estén familiarizadas con la obra literaria original citarían a Romeo y Julieta como el ejemplo más famoso de amor prohibido. En esta obra, las sombras dramatizan la imagen creando una atmósfera etérea. «Romeo y Julieta en el balcón» muestra a la pareja besándose en un balcón en una posición incómoda. Romeo acaba de salir de su escalada con el otro pie todavía colgando del balcón. Inmediatamente besa a Julieta, quien se reclina para recibir su gesto cariñoso.

Los cinco latinos os traigo para que recordéis aquellas preciosas canciones de nuestras madres y de vuestros años «mozos» os pondré algunas pinturas maravillosas para que admiréis estas dos artes que yo siempre admiraré y amaré siempre…! La pintura y la música, algo que siempre junto a la escritura, me hará vibrar el alma….

En casa de Mariquita Nieto se escuchaba mucho los cinco latinos y desde los tres años o cuatro me llevaban allí a aprender a hacer dobladillos, así me quitaban de casa dos horas…jajajajajaja

Entrabamos a las 3 y a las 5 de la tarde nos íbamos a casa, Mariquita tenía un patio muy bonito lleno de flores y jazmines, había un pozo muy bonito de cal blanca y muchos cúlandrillos, una planta muy bonita que crían los pozos en su interior. Másde una vez le di un buen susto a mi querida Mariquita Nieto al querer aquellas preciosas plantas, casi todo el cuerpo lo metía dentro del pozo de cabeza…! Las voces de Mariquita se oían en el calvario, pero Mariquita me quería mucho, lo mismo que yo a ella, Mariquita se reía mucho conmigo, yo era una niña muy viva, inocente, traviesa, generosa y muy cariñosa, Mariquita me lo perdonaba todo porque siempre vio en mi la santa inocencia de la niñez y la poca maldad que nunca tuve, he sufrido mucho por ser así, pero ahora me alegro, no me gustaría tener los colmillos afilados de la maldad y la envidia, que es respetada por miedo, pero jamás ni amada ni querida por los demás y mucho menos por Dios. Merece la pena seguir así de «gilipollas», porque los que me quieren, me quieren de verdad. !Ah! era también una niña muy sensible e inteligente…! No se me iba ni una…! Yo sabía todos los pensamientos de los demás hacía mí, por lo cual sabía perfectamente, donde se me quería y donde no…

Puede ser arte
Puede ser arte de una persona e interior
«The Model», 1926 – Boris Grigoriev, Russian (1886 – 1939)

Puede ser arte de flor
Puede ser arte de al aire libre
! Me voy a comer…! Adiós…!
error: El contenido de Luz Dorada está protegido