Puede ser una imagen de una persona y cielo

!Nació con varios dones, entre ellos una gran sensibilidad que los demás no entendían, podía ver todo antes que sucediera, podía conocer el veneno de muchos corazones y su manipuladora maldad hacia los que podía controlar, podía engañar, pero jamás a ella y mucho menos a Dios, por lo cual ella sabía que debería retirarse a tiempo de algunas personas, sobretodo, si desde un principio algo no funciona, como debe funcionar, sabía que tenía que tomar otro camino, si eso no lo hacía, luego iba a ser peor, por lo cual, procuraba volar bien lejos muy lejos, tarde o temprano caerían los manipulados y el manipulador o manipuladora.

Tenía mucha fuerza y confianza en ella misma y en Dios para conseguir aquello , que ella sabia que algún día conseguiría, desgraciadamente, las mentes del lugar de donde ella venia, no estaban acostumbradas a esa alegría espontanea, a ese saber llegar a las almas, de abrazar y reír a carcajadas limpias, a no mentir jamás, a dar todo lo que a otros les hiciese falta, a ser como ella era ! Una niña grande e incomprendida por no ser igual que los demás. Creía en todos y todos la traicionaban y sin saber ni de como ni de donde la maldad funcionaba haciendo el mal ! Bien , no importa, arriba se encargaran de ella y de los demás, como siempre ha sucedido…! Luego se iba con sus cinco soles sobre el pecho y se vestía de lluvia mientras la tarde la besaba y el viento la secaba, luego el rayo le preparó su fuego para calentar sus huesos y la Luna ilumino su alma sufriente y callada ¿ que puedo hacer entre tantas espadas , lenguas de espadas que necesitan un diario para creerse mejores y hablar sobre alguien que ni conocen…! Y si dijesen la verdad…! Dios mío, por qué tanta mezquindad…! !

Lagrimas se escapaban por sus oscuros ojos e iban directos al fuego de la vida ! Que bien se estaba allí escuchando a aquellos dos caballeros llegados del cielo que pusieron un manto sobre la espalda de la mujer mientras la dejaban llorar en silencio, un corro de estrellas bajaron der los cielos y coronaron aquel delicioso tiempo , el hombre de la derecha tomó mi mano y me dijo, hemos vuelto a darte animo, no queremos que decaigas, pronto habrá grandes y buenos cambios en tu vida, enséñame tus sandalias querida, aquellas que te entregamos aquel anochecer junto al mar, eras muy jovencita ¿ recuerdas? no querías que nos fuésemos, pero tú tenías que seguir tu camino, tenías que aprender mucho y sufrir mucho más `por medio de aquel aprendizaje, no dolió mucho cuando escuchábamos tus gritos llamándonos, pero no era posible quedarnos ¿ sabes? también nosotros nos fuimos llorando, pñero así tenía que ser…! Ya ves, hemos vuelto ahora que estás cerca del éxito de tu vida para recordarte que estamos junto a ti, pero que te guardan muchos más, con los que no podrán ninguna espada venenosa…! Ya vez, que no han podido contigo, nadie hubiese resistido todo lo que llevas pasado, pero te salvamos con los cinco soles del universo que te grabamos contra el mal , ese mal que no desea nada bueno para ti ni para los sueños Dios hacia tu alma…

Venimos los dos a besar una vez más tú frente bendita por donde corre la savia del pensamiento y tus pequeñas manos que las llevan a los hombres como la pluma de nosotros , los ángeles de Dios, pronto muy pronto algo e inesperado sucederá y los cielos se abrirán unas vez más ante los hombres y tus sueños se harán de repente realidad, tendrás tiempo y valor para hacer muchas cosas buenas que se esperan de ti, no dejes jamás de escribir y retírate de aquello y aquellas que nada te hacen bien, espera, que pronto habrá cambios, espera. Quiero que sepas que volveremos una tercera vez, y en esa tercera vez, vendrás con nosotros….! Ah..! dame aquellas sandalias que te entregamos—- aquel hombre con barba corta y castaña clara tomo las sandalias, estaban raídas y hechas polvo , al verlas, a aquel hombre se les escaparon algunas lagrimas de sus ojos y se las entregó a otro hombre que en silencio había escuchado aquel mensaje y que también lloró y a la vez me miró y sonrió, luego su mirada se dirigió al hombre que me hablaba con tanto amor y sabiduría y este afirmó con su cabeza, y aquellas sandalias fueron echada al fuego y vi como cada uno de ellos tenía una bonitas zapatillas de seda blanca con preciosas cintas para sujetarlas sobre mis piernas, así que el rubito de barba, también corta, me ponía la zapatillas izquierda y el de la derecha me puso la otra zapatilla derecha, eran preciosas y me encantaban…! que bonitas…! aquellos hombres se levantaron, comprendí que se iban otra vez y unas congoja muy grande quemó mi garganta y escuché de nuevo la voz…! volveremos y será entonces cuando vuelvas con nosotros a tu hogar, no llores…—besaron mi frente y mis manos y me dijeron…! Confía …Confía….! PD -CHARIN RUIZ ORTIZ ( Hay que corregir…)

error: El contenido de Luz Dorada está protegido