Realmente yo te comprendo, yo también lo he pasado muchas veces mal y he querido tirar la toalla o irme por ahí a que me den dos duros, deseo que corra el tiempo y morir, pero luego….!No quiero pensar…! ! Tantas cosas en mi vida tan terribles….! sin embargo, querida Marián, la escritura me ha salvado de los negros abismos que agarran mi mente sin quererla soltar, solo el escribir me ayuda a seguir, por lo tanto, tenemos que seguir…! no te aburras, porque yo, estoy más que aburrida…! y aquí sigo dando la «murga» y reconfortando mi alma como puedo, por mi hermano y por mis perritos, también por mi misma, y solo le pido a Dios, que si me deja sin piernas para moverme, que no me deje sin claridad en mi mente y fortaleza en mis manos, dedos y brazos para seguir escribiendo y creando. Si te aburren algunas personas que les den dos duros…! haz como yo, cuando presientes que algo no te gusta de alguien, por su trato hacia ti, corta y que le den dos duros…! Siento mucho no visitarte más a tu «casa» de facebook, pero yo soy un espíritu libre y me muevo a mi aíre, es lo que estuve siempre acostumbrada, el espíritu libre lo hace la propias soledad y también la independencia. Ya quisiera yo muchas cosas maravillosas que tú posees, pero quizás, tu también quisieras otras que yo poseo, como vivir con mis perros, mi huerto, mis gatos, mi ordenador para escribir y un hermano bueno y paciente, que me conoce muy bien y sabe dejarme libre a mi aíre, aunque tiene mucho genio, en fin, que no te canses guapa, que aunque no te conozca, te aprecio mucho como a tantos otros amigos virtuales. Gracias por todo lo que nos enseñas por medio de tu sabiduría.

Puede ser arte
Marián A. Alastruey
9981S1 pohor3sc6agrsl78  · 


TARDE ES, AMOR
(BLAS DE OTERO)
Volví la frente: Estabas. Estuviste
esperándome siempre.
Detrás de una palabra
maravillosa, siempre.
Abres y cierras, suave, el cielo.
Como esperándote, amanece.
Cedes la luz, mueves la brisa
de los atardeceres.
Volví la vida; vi que estabas
tejiendo, destejiendo siempre.
Silenciosa, tejiendo
(tarde es, Amor, ya tarde y peligroso)
y destejiendo nieve…
IMAGEN: Penelope at her loom, by Sidney Harold Meteyard (1868 – 1947), óleo sobre lienzo, 99 x 66 cm, colección privada.
error: El contenido de Luz Dorada está protegido