UNA PARADA ENTRE TIEMPO Y TIEMPO…1 parte –Escrito por Charin Ruiz Ortiz

Vaya, he quedado con los tres y se están retrasando…! ¿Dónde estarán mis mozos? !Vaya tela, por allí veo llegar a Wagner, trae cara de pocos amigos, me han dicho que no me preocupe porque tiene muy mal carácter, pero que es sublime con respecto a todo lo que crea…!Gran genio..!

Mirad joven, por allí parecen que llegan aquellos dos rezagados…!Que tranquilidad..! Mozart , como siempre, con su risa cantarina…– Sonrió contenta aquellas palabras de Wagner, bien cierto que tenía genio, pero tenía una enorme y gran clase dentro de su enorme genialidad –

—Pronto has llegado amigo Wagner..! — le saluda Beethoven con grata alegría del encuentro, mientras Mozart seguía riendo…—

Vamos, vamos a entrar dentro del café-bar…!aquí hace demasiado frío para una jóvencita como esta…¿Bien? ¿vamos a dentro señorita? — Me hizo gracia su determinación y sonreí al decir — Me parece muy bien señor, creo que será mejor que dejemos las presentaciones para cuando entremos al bar y estemos ante una buena taza de café y os diga que deseo…—

Conocí aquella mirada en aquellos ojos y me adelante para decirles…— Todo está reservado y pagado para que toméis todo aquello que deseáis…!Esto es una parada en el tiempo , entre tiempo y tiempo…!

La voz de Wagner se escuchó decir — ! Vamos …vamos que hace frío..!- y Mozart de ojos grandes y tan despiertos como su mente comento lleno de entusiasmo —!! Esto es muy inquietante y alucinante…! — Beethoven me tomó del brazo con una sonrisa llena de bondad, noté que no escuchaba bien y que parecía tener una «trompetilla» entre sus manos, la cual se ponía en su oído para prestar atención a lo que hablábamos y parecía escuchar…–Aún no está todo perdido hija mía…— me comentó aceptando aquella sordera con resignación.

Al entrar en aquel café nos llegó a los cuatro un gran bofetón de calor de aromas a café, chocolates y perfume dulce de señoras. Vimos cómo se acercaba un camarero con pantalones negros un chaleco, también negro y sin mangas, y un gran delantal blanco que nos recibió gentilmente !vaya tela el mostacho tan negro como sus pantalones que tenía el camarero de mirada inquieta…

Nos llevó a una mesa apartada de oscura madera cerca de un rincón acogedor y en el que había una preciosa y gran maceta de porcelana azulina con preciosos dibujos blancos —Aquí tienen su mesa señores y enseguida os atiendo en cuanto sepa que es lo que deseáis —

Mozart le dijo — A mí me trae el especial de la casa..! — Wagner miró a Beethoven al preguntarle –¿Otro especial para ti amigo ? — Behethoven afirmó con la cabeza al decir…–Apetece mucho ese especial de la casa…—

Wagner tomo la palabra…–! Tres especiales…!— el camarero me miró ¿Y la señorita que va a tomar..? — los tres músicos se disculparon enseguida conmigo…! -Perdona querida…perdona nuestra mala educación— les sonreía a los tres y pensé para mí misma —!No hay que perdonar al hambre señores…- Pero tan solo les dije —!No preocuparos por mí, yo también tomare el especial de la casa..! –

Puede ser una imagen de una persona

UNA PARADA ENTRE TIEMPO Y TIEMPO capitulo 2

Cando se fue el camarero me sonrieron con curiosidad y Wagner me pregunto con ternura — Tienes frío querida ?—

No, se está muy bien aquí y el fuego de la chimenea llega hasta aquí, estoy muy contenta de esstar con vosotros…! —

!Verás cuando comas el especial de la casa…! te va a gustar mucho…!– dijo con alegre sonrisa Mozart. Se fijaron que Beethoven saludaba con los ojos alegres a unos señores que llegaban y se quitaban con especial ceremonia el sombrero de copa alta y mis amigos se pusieron los tres en pie…

Que alegría nos dáis, no esperábamos encontraros por aquí….! sientesen con nosotros, nos honrraríais mucho…! — les dijo Wagner deseoso de que se sentasen aquellos señores….

No quisieramos molestar amigos….— contestó el más alto de ellos

Sería un gran placer, por favor, sientesen….— Les respondión Beethoven, siempre con su tompetilla cerca del oído…

Los hombres buscaron con la mirada alguas sillas, pero ya se había percatado el camarero de la situación y con una sonrisa se acercaba a nuestra mesa con dos sillas más, que el camarero las colocó para que se sentasen con nosotros….

Mozart se adelanto a Wagner y a Beethoven y les dijo a aquellos elegantes señores….— Ella es una amiga española, ama la música que hacemos y la de otros tantos compañeros más, se llama Charin y estárá encantada de conoceros también….

Encantada señorita….! No parece usted española…—- hice un gesto con los ojos que todos entendieron como …¿ y de donde cree usted que yo soy…?.

Rieron aquel gesto mío y aquel señor sonrio un poco acharado. Bethoven parecía divertirse mucho y tomando mi mano les dijo a aquellos dos hombres — Charin, te presento a Vivaldi y a tchaivsky, creo que te emocionan mucho…!—

! Me encantan los dos…! son tan buenos en la música como vosotros…! — rieron divertidos aquellas palabras de una adolescente y Tchaikovsky –Muchas gracias querida…¿conoce algo de mi obra ? —

! Me gusta toda su obra y también la del señor Vivaldi……! — en ese momento llegaba el camarero con un buen tinto en una jarra de cristal y preguntó a los dos nuevos comensale — ¿ Desean lo mismo que los demás señores ?

Sorprendenos con lo mismo que ellos han pedido, si todos han pedido el mismo manjar, seguro que está excelente…!—

Encantado señores, demen su carta porque ya no la necesitan…

Vivaldi, me pregnto…-Señorita, de que parte de España es ? — lo miré y recordé aquellos pueblos blancos coronados de sierras y sonreí al decirle —Del sur de España, de un pequeño pueblo de la provincia de Cadiz…—

Buen lugar, para ir de vacaciones y componer….—Dijo Tchaikovsky en ese instante tres camareros traían en en grandes banjas la exquisita comida que era el especial de la casa.

todo fue muy agradable y me hicieron muchas pregntas y qwue de las cuals salí airosa…

Dime querida ¿ que obra te gusta más de la música ? pregunto Wagner..Todfos sois fenómenos, El cielo os rgaló un buen don, pero si me pregunta algo de su música le dire que me encanta la opera de las Valquirias, de su creación fantasía, he creado muchos escritos, gracias a su gran sensibilidad. Wagner sonrió satisfecho y mirando a Vivaldi le dejo la palabra —y de mi obra Charin? que opina…? –Que es excelente en todos los sentidos las cuatro estaciones me fascinan, las clava usted por medio de cada nta…! –sonrió y Mozart me pregunto — Dime amiga querida, dime de mi música…— ! querido Mozart..! son imnumerabesw sus creaciones y todas fascinantes…!pero hay una que me llamaa mucho la atención..! el requien..! —aplaudieron los demás con fina elegancia y Mozart parecio enrojecerse, mientras Tchaikovsky seguía callado, a mi me encantó aquel silencio de mirada entre penetrante, pensativa y huidiza…—Señor Tchaikovsky , le dirré que tiene muchas obras buenísimas…! pero el concierto numero 1 es divino y también debo mencionar el lago de los cisnes…! — Tchaikovsky me miró con brillo en los ojos y emocionao me pregntó ¿ usted cree? — con enfasis le contesté —!Por supuesto…!Beethoven , que estaba cerca de mí me dijo –Seguro que hay algo de lo mío que le gusta mucho….— lo miré con todo mi cariño por su grandiosidad y por su enorme humildad y le contesté — Todo lo que hace es hermoso, pero el Himno a la alegríaa es absolutamente maravilloso…! – Beethoven se emocionó y me dijo –lo compuse cuando ya estaba muy viejito y no escuchaba nada…— Lo sé , y eso hace vera todos aquellos que amamos la música, el gran genio que habita en usted…— Me levanté y todos se levantaron cortesmente, esas cosas tan hermosas, desaparecieron hacía mucho tiempo en los tiempos que me tocó vivir, me encantaban aquellos caballeros y que me tratasen con aquella divina preferencia…Tengo que volver a mis jardines de Luz- blue en mi estrella y seguro que volveré una vez más para comer otro especial de la casa.

Puede ser una imagen de una persona y al aire libre
error: El contenido de Luz Dorada está protegido